lunes, 19 de enero de 2015

Escucha, por favor, lo que no te digo...

Leyendo un libro sobre relación de ayuda descubrí un precioso escrito, el cual está bastante difundido por la red y quiero compartir con vosotros.

Habla de nuestras máscaras, nuestros miedos, nuestra debilidad.  Porque por muy fuertes que nos mostremos, todos somos vulnerables. Todos necesitamos de alguien que nos mire sin juzgarnos. Y entonces sentirnos aliviados en nuestro dolor.

Cuántas veces no nos mostramos como realmente somos... por miedo.

Os dejo un vídeo con el poema, anónimo, para que en ambiente tranquilo y de escucha profunda, podáis reflexionar sobre las máscaras de cada uno, los miedos... y quizás dándonos pistas a la hora de tratar con los demás.

A ti, ¿qué te dice?

No hay comentarios:

Publicar un comentario