miércoles, 9 de diciembre de 2015

Ser precioso.

"Eres precioso, eres preciosa, ¿lo sabías?" Son palabras que quizás deberían decirse más. Quizás para decirlas más, habría que sentirlas más. Quizás para sentirlas más, habría que mirar diferente. Quizás para mirar diferente... habrá que mirar más, fuera de uno mismo; mirar a los otros, y mirar más allá. Un buen ejercicio que, por cierto, conseguirá muchas sonrisas. Aún así, siempre quedará alguien que no se lo termine de creer, incluso puedan ofenderse. A esos, repitásemoslo el doble, el triple, lo que haga falta, al menos, para ayudar a que se replanteen todo lo que valen, todo lo que son. Pero eh, ¡no lo digo sólo yo! Aquí traigo conmigo alguna prueba gráfica...

<<Alguien decidió hacer un experimento en una escuela: preguntó a estudiantes y profesores si les podía hacer una foto para un proyecto. A algunos les conocía; a otros no. Mientras les grababa, les dijo el propósito del proyecto: "Estoy haciendo fotos a cosas que encuentro preciosas".>> 
Para conocer las reacciones, me remito al vídeo: 



No hay comentarios:

Publicar un comentario